COCAÍNA

La cocaína, si bien no es la droga ilegal mas consumida (es el cannabis) si que se ha hecho con un importante mercado asociado fundamentalmente al consumo de alcohol.
Los datos, tanto en Andalucía como en España, reflejan que en el último mes un 1% de la población mayor de 12 ha consumido cocaína.

Cuando mezclamos alcohol con cocaína, en nuestro organismo aparece un nuevo compuesto, el denominado cocaetileno, el cual produce un importante aumento del placer y la toxicidad derivada del consumo de ambas drogas. El cocaetileno aumenta la euforia que se produce por el consumo de alcohol y cocaína, pero también su duración, cóctel perfecto para generar una mayor adicción y un consumo más compulsivo que ambas sustancias por separado. De esta forma se produce una mayor pérdida de control del consumo y con ello un aumento de las conductas violentas y de las complicaciones sociales.

La cocaína, cada vez más es utilizada para compensar los efectos embriagadores del alcohol y la incoordinación motora, y dado el alto consumo de alcohol de nuestro país, cada vez se consume más cocaína, generando además de una serie de complicaciones sobre nuestro organismo, un retraso en la percepción del problema del consumo de ambas sustancias.

El cocaetileno es el responsable de la aparición de un déficit cognitivo, caracterizado por una pérdida de memoria, de atención, de orientación, y de asimetrías sensoriales.
En Control Clinic, abordamos el consumo de cocaína, así como sus complicaciones y las repercusiones que tiene su consumo asociado al alcohol, teniendo en cuenta tanto las complicaciones generadas a nivel mental por el cocaetileno como el aumento de las conductas violentas.

¿Deseas compartir la información?

Acceder