Como ya sabrás, fumar afecta a la salud y a la calidad de vida de forma significativa, y supone un gran riesgo de sufrir cáncer, pero también apnea del sueño. Cuando una persona fuma hace que la nariz y la garganta se inflamen, un hecho que provoca que se reduzca el espacio por el que pasa el aire.

[expand title=”Leer más” swaptitle=”Leer más” swapalt=”Turn off the lights!”]

De este modo, cuanto más estrechas sean las vías respiratorias, más dificultades existen para respirar con normalidad.e para otro día más.
Los expertos aseguran que fumar está relacionado con una mayor prevalencia a desarrollar ronquidos, lo que significa que quienes consumen cigarrillos o respiran el humo del tabaco corren más riesgo de padecer el síndrome de la apnea obstructiva del sueño.
Los fumadores se despiertan más veces durante la noche y, por lo general, experimentan más interrupciones durante el sueño
La web especializada de Air Liquide Healthcare detalla que los fumadores se despiertan más veces durante la noche y, por lo general, experimentan más interrupciones durante el sueño. Además, se subraya que fumar cigarrillos o productos derivados del tabaco poco tiempo antes de acostarse puede hacer que sea más difícil conciliar el sueño y dormir bien toda la noche, ya que la nicotina es un estimulante.
Por todo ello, los especialistas coinciden en la necesidad de reducir o eliminar completamente el consumo de tabaco entre aquellos que tienen dificultades para conciliar el sueño.

Fuente: https://www.consalud.es/pacientes/el-tabaco-tambien-eleva-el-riesgo-de-padecer-apnea-del-sueno_54331_102.html
[/expander_maker]