El número de conductores muertos en accidentes de tráfico tras consumir drogas aumentó casi nueve puntos porcentuales en la última década, al pasar del 10,7% de 2008 al 19,1 de 2018, mientras que el de los que dieron resultados positivos en alcohol ha bajado del 30,9 al 26,5%.


Son datos de la memoria anual del Instituto Nacional de Toxicología sobre la incidencia del consumo de alcohol, drogas y psicofármacos en las víctimas de tráfico, presentada este miércoles y que recoge los análisis realizados a 751 fallecidos en accidentes viales a lo que se les practicó autopsia, de ellos 535 conductores, 143 peatones y 73 acompañantes.

La memoria destaca que el 43,4% de los 535 conductores (es decir 232) y el 38,5% de los 143 peatones (55) fallecidos el año pasado en accidentes de tráfico sometidos a autopsia habían consumido alcohol, drogas o psicofármacos.

Estas cifras han llevado al fiscal de Sala coordinador de Seguridad Vial, Bartolomé Vargas, a anunciar en la rueda de prensa de presentación de la memoria que el viernes dará a conocer un documento que está ultimando la Fiscalía para dar “una respuesta rigurosa” sobre todo al aumento del consumo de drogas al volante, especialmente cannabis y cocaína.

Varón de 25 a 54 años, bebido o drogado
En el caso de los conductores el perfil medio es el de un varón de entre 25 y 54 años al volante de un turismo que había bebido o había consumido cannabis o cocaína.

Un 94,4% de los 232 casos positivos en conductores fallecidos son hombres y el 65,7% está en una franja de edad de 25 a 54 años.

De todas formas el alcohol sigue siendo la sustancia más detectada en los conductores fallecidos, ya que dieron positivo el 61,2% de los casos y de ellos un 71,1% con una tasa de alcoholemia igual o superior a 1,2 gramos por litro de sangre. El 44% había ingerido drogas y el 25% psicofármacos.

La droga más detectada fue el cannabis (59,8%), seguida de la cocaína (51%), y en cuanto a las combinaciones de sustancias las de mayor prevalencia fueron las de alcohol y cocaína (39,1%) y de alcohol y cannabis (28,3%).

El 48,6% conducía un turismo, el 34% una moto o un ciclomotor, el 5,6% una furgoneta, el 5% una bicicleta, el 4,9% un camión y el 0,6% un tractor.

En cuanto a los peatones el perfil medio es un hombre mayor de 50 años que había consumido psicofármacos en un 52,7% de los casos.

Un 45,4% de los 55 peatones que dieron positivo había consumido alcohol, un 21,8% drogas y el 52,7% psicofármacos, y en el 80% de los que dieron positivo al alcohol registraron una tasa igual o superior a 1,2 gramo por litro de sangre.

Un 67,3% de los peatones son hombres y un 34,5% con una edad superior a 50 años.

El director general de Tráfico, Pere Navarro, ha comentado en la rueda de prensa que habrá que seguir aumentando los controles de alcohol y de drogas aunque ha recordado que se hacen más de cinco millones de alcoholemia al año y que en 2018 hubo 30.000 de drogas , la cifra más alta en cualquier país europeo.

Ha mostrado su preocupación porque “se ha banalizado el consumo del porro y la cocaína” y respecto a los psicofármacos ha pedido implicación de los médicos para que al recetarlos adviertan de la incidencia que pueden tener en la conducción. En este sentido el fiscal Bartolomé Vargas estima necesarios unos protocolos médicos en este sentido.
Fuente: https://www.eldiario.es/sociedad/conductores-muertos-consumir-drogas-doblan_0_921458712.html

Leer más